Al menos 14 muertos y una veintena de heridos por disparos de un tirador en Praga

0
31


La República Checa quedó conmocionada por la peor matanza por tiroteo indiscriminado de su historia reciente. Un estudiante armado asesinó el jueves a disparos a al menos 14 personas e hirió a otras 25 -diez de ellas de gravedad- en un centro universitario de Praga antes de morir él también. El tiroteo se produjo hacia las tres de la tarde en la facultad de Artes de la Universidad Carolina, junto a la plaza Jan Palach, en el centro de la capital.

La policía checa confirmó que el agresor era un estudiante de la universidad de 24 años, quien el mismo jueves, antes de atacar en Praga, mató a su padre en Hostoun, una localidad de 1.200 habitantes en el oeste del país.

“Es un acto horrible que no tiene precedentes en la historia de la República Checa”, dijo en televisión el ministro del Interior, Vit Rakusan, quien afirmó también que el ataque no guarda relación con el terrorismo internacional. El jefe de la policía, Martin Vondrášek, dijo en rueda de prensa en Praga que el perpetrador, que era poseedor legal de armas de fuego, se inspiró en tiroteos similares en el extranjero.

“Es un acto horrible que no tiene precedentes en la historia de la República Checa”, dijo en televisión el ministro del Interior, Vit Rakusan

“A las 14.59 horas recibimos la primera información sobre el tiroteo en el edificio de la facultad de Artes aquí en la plaza Palach –explicó Vondrášek, el jefe de la policía-. Las primeras patrullas llegaron al lugar en cuestión de minutos, la unidad de emergencia llegó en 12 minutos, y a las 15.20 horas recibimos información de los policías intervinientes de que el cuerpo sin vida del tirador fue encontrado en la acera de este edificio estudiantil”. La muerte del atacante podría haber sido un suicidio, pero las autoridades también están investigando si pudo ser alcanzado por un proyectil de la policía, añadió Vondrasek.

Horizontal

Despliegue del efectivo de emergencia en la zona del tiroteo, en el centro de Praga

Petr David Josek / LaPresse

Según el relato policial que recoge el diario checo Blesk, la policía operó ante la sospecha de una acción en la capital. “La policía de la República Checa recibió información a las 12.20 horas de que un hombre de 24 años iba a viajar a Praga con la intención de quitarse la vida. A las 12.45 horas recibimos información de que en el mismo pueblo se había encontrado un hombre muerto, el padre del sospechoso”.

Los agentes identificaron al sospechoso como un estudiante de la facultad de Filosofía y Letras, quien se suponía debía acudir a ese edificio en la calle Celetná a las 14 horas para una clase o conferencia. La policía ordenó la evacuación del edificio de Letras, pero el agresor atacó en un edificio distinto, la facultad de Artes junto a la plaza Jan Palach, una de las zonas más turísticas del centro de Praga. Empezó disparando en el cuarto piso y luego salió a una pasarela, desde donde disparó contra la gente que se encontraba en la calle hacia el puente de Mánes.

Según Reuters, la universidad envió un correo electrónico al personal y estudiantes indicándoles que bloquearan las puertas. “Quédense quietos, no vayan a ningún lado, si están en las oficinas, ciérrenlas y coloquen muebles frente a la puerta, apaguen las luces”, decía el mensaje. En la red social X (antes Twitter) se viralizó una foto de un grupo de estudiantes escondiéndose agazapados en una cornisa de la fachada de un edificio universitario.

La Universidad Carolina, fundada en 1348, es la institución académica más antigua de Centroeuropa, con casi siete siglos de historia. Actualmente, es una prestigiosa universidad de renombre internacional, con decenas de miles de estudiantes checos y de todo el mundo y una amplia gama de programas académicos.

Horizontal

Un policía checo acordonando la zona cerca alrededor de la universidad 

Michal Cizek / AFP

Provisto de un arma larga con mira telescópica, el atacante continuó disparando después de que las fuerzas del orden llegaran al lugar. Petr Nedoma, director de la galería Rudolfinum ue se encuentra enfrente de la facultad de Artes, en la plaza Jan Palach, declaró a la televisión checa que había visto al tirador. “Vi a un joven en una pasarela que llevaba un arma en la mano, como un arma automática, y disparaba hacia el puente de Mánes. Repetidamente, con algunas interrupciones, luego vi cómo disparaba, levantaba las manos y arrojaba el arma hacia abajo, hacia la calle, y allí quedó, en el paso de peatones”, relató Nedoma.

El servicio de emergencia de Praga informó en X que “un gran número de ambulancias” fueron enviadas a la facultad y añadió que entre los heridos había casos muy graves. Durante el terrible suceso, las autoridades acordonaron toda la plaza y sus alrededores, e instaron a los ciudadanos a mantenerse alejados del lugar y a permanecer en sus casas. 

Alerta de la universidad a personal y estudiantes

“Quédense quietos, no vayan a ningún lado, si están en las oficinas, ciérrenlas y coloquen muebles frente a la puerta, apaguen las luces”, decía el correo electrónico enviado

“Siempre creímos que esto era algo que no nos concernía; ahora resulta que, lamentablemente, nuestro mundo también está cambiando y también aquí surge el problema del tirador individual”, declaró el alcalde de Praga, Bohuslav Svoboda, a la televisión checa. El primer ministro, Petr Fiala, canceló de inmediato su viaje al este del país para regresar a Praga. El presidente, Petr Pavel, que el jueves terminaba una visita de dos días a París, escribió en X: “Estoy consternado por estos acontecimientos (…). Quisiera expresar mi profundo pesar y mi más sincero pésame a las familias y seres queridos de las víctimas del tiroteo”. En este sentido, el Gobierno checo ha decretado día de luto nacional el próximo sábado 23 de diciembre “para honrar a la memoria de las víctimas”, dijo Fiala a última hora de este jueves.

Los tiroteos y disparos con muertos son raros en la República Checa, país de 10,5 millones de habitantes en el que para acceder a armas de fuego se exige a los interesados pasar pruebas escritas y prácticas, así como exámenes psicológicos. Con todo, se han dado casos. En el 2019, un hombre 42 años mató a seis personas en la sala de espera de un hospital de Ostrava antes de huir y suicidarse. En el 2015, un hombre mató a tiros a ocho personas en un restaurante de Uhersky Brod y después se quitó la vida.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here