Chiara Ferragni multada con más de un millón de euros por vender un producto con falsos fines benéficos | Gente

0
26


Las sociedades de la famosa influencer italiana Chiara Ferragni, Fenice y Tbs Crew, han sido sancionadas a pagar una multa de más de un millón de euros, junto a la empresa de productos de alimentación Balocco, que deberá pagar 420.000 euros, por una “práctica comercial incorrecta”, tal como ha hecho público la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado (AGCOM) de Italia. Las empresas, que hicieron una colaboración conjunta, “dieron a entender a los consumidores que, al comprar el pandoro (un dulce tradicional navideño) de Balocco con el nombre Ferragni contribuirían a una donación al Hospital Regina Margherita de Turín para adquirir una nueva maquinaria para el tratamiento terapéutico de niños con osteosarcoma y sarcoma de Ewing”, según ha explicitado el comunicado de la entidad transalpina, hecho público este 15 de diciembre.

La donación en cuestión fue de 50.000 euros y ya había sido realizada por Balocco meses antes, mientras que las empresas vinculadas a Chiara Ferragni recaudaron más de un millón de euros gracias a esta iniciativa. La autoridad italiana ha sancionado a las sociedades Fenice y TBS Crew, que gestionan las marcas y los derechos relativos a la personalidad y la identidad personal de Chiara Ferragni, respectivamente, por 400.000 euros y 675.000 euros, y a Balocco por 420.000 euros. La influencer, una de las más seguidas en redes sociales, se ha pronunciado a través de un comunicado publicado en las historias de su cuenta de Instagram, donde acumula más de 29 millones de seguidores, poco después de conocerse la noticia: “Considero injusta la decisión adoptada en mi contra. La impugnaré ante los tribunales competentes”.

En concreto, la entidad italiana ha destacado que la práctica desleal se pudo comprobar en varias conductas, como “hacer creer, en el comunicado de prensa de presentación de la iniciativa, que al comprar el Pandoro Pink Christmas [nombre comercial del producto], los consumidores contribuirían a la donación que, de hecho, ya había hecho Balocco”. También se les ha acusado de difundir información falsa sobre la donación y de la participación de la influencer en cada Pandoro con el nombre Ferragni, además de que este “se ofrecía al público a un precio de aproximadamente dos veces y medio mayor del Pandoro clásico”, añade la nota de AGCOM. Su dulce se vendía por 9 euros en lugar de los 3,70 que cuesta el producto de marca blanca, lo que “también había contribuido a inducir a error a los consumidores al reforzar su percepción de que podían contribuir a la donación”. “Esta práctica ha limitado considerablemente la libertad de elección de los consumidores al aumentar su sensibilidad hacia las iniciativas benéficas, en particular las destinadas a ayudar a los niños afectados por enfermedades graves”, lo que supone “una práctica comercial desleal, caracterizada por elementos engañosos”, concluye el organismo. Que añade: “Las sociedades Fenice y TBS Crew cobraron más de un millón de euros en concepto de remuneración por la licencia de las marcas de Ferragni y por la realización de los contenidos publicitarios sin pagar nada al Hospital Regina Margherita de Turín”.

Por su parte, la influencer italiana, de 36 años, ha respondido pocas horas después de que la autoridad italiana hiciese pública su demanda: “Lamento que después de todo mi compromiso, y el de mi familia, en materias caritativas, sigamos viendo negatividad en una operación en la que todo se hizo con buena fe”. Ferragni ha querido remarcar que la donación caritativa hecha junto a Balocco “era para mí un punto fundamental del acuerdo y lo más importante”. Y ha añadido también en su mensaje que la maquinaria hospitalaria está en el centro médico de Turín.

Ferragni, clasificada en la 21ª posición del ranking de Forbes de los creadores de contenido que más dinero se embolsan en 2023, se hizo conocida gracias al blog The Blonde Salad, lanzado en 2009 y en el que empezó colgando sus estilismos. Poco a poco fue creando un imperio que emplea a un centenar de personas y cuyos ingresos se estiman en millones de euros gracias a su propia marca de ropa —vende gafas de sol, bolsos, ropa y maquillaje— y sus colaboraciones con otras firmas. Con su marido, Fedez, es además una de las parejas más populares de Italia, lo que les valió un contrato con Amazon Prime para hacer un reality sobre su vida familiar en la plataforma.





Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here