Javier Milei anuncia un seversimo ajuste en su toma de posesin como presidente de Argentina: “No hay plata”

0
80


“No hay plata, no hay plata!”: una multitud de argentinos cant este domingo el mantra de Javier Milei al saludar su llegada a la presidencia. Que miles de personas celebrasen la ausencia de dinero mientras se anuncia un ajuste muy severo, nunca antes visto, y se alerta del peligro de una hiperinflacin habla del giro poltico fundamental que se vive en la tercera economa de Amrica Latina.

“Hoy comienza una nueva era en Argentina, hoy damos por terminada una larga era de decadencia y declive, y damos comienzo a la reconstruccin del pas“, ha dicho el nuevo presidente en un indito discurso desde las escalinatas del Congreso, en el que ha criticado con dureza la herencia econmica del kirchnerismo tras dos dcadas de dominio poltico en el pas.

Perfil

“Hay una voluntad de cambio que ya no tiene retorno. No hay vuelta atrs, hoy enterramos dcadas de fracaso, peleas intestinas y discusiones sin sentido”, ha aadido Milei, al tiempo que ha prometido “crecimiento, desarrollo, libertad y progreso”.

El nuevo presidente ha recordado que Argentina fue “faro de Occidente” y la tierra a la que llegaban inmigrantes de todo el mundo antes de “abrazar las teoras empobrecedoras del colectivismo”.

“Djenme que sea claro en esto: ningn gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros (…). No existe solucin viable en la que se evite atacar al dficit fiscal. La solucin implica un ajuste fiscal de cinco puntos del PBI en el sector pblico nacional, que caer casi totalmente sobre el Estado, y no sobre el sector privado!”, grit Milei ante una multitud eufrica y esperanzada.

Fiel a sus modos disruptivos, Milei, de 53 aos, se ha limitado a jurar su cargo ante la Asamblea Legislativa y no ha dado el habitual discurso ante los diputados y senadores. Tras pedir a los legisladores para que permanecieran en sus sitios, Milei y la nueva vicepresidenta, Victoria Villarruel, se dirigieron a las escalinatas del Palacio del Congreso. Su discurso fue seguido en primera fila, a la derecha de Milei, por el rey Felipe VI, uno de los jefes de Estado presentes en Buenos Aires.

Junto a su hermana y su vicepresidenta.
Junto a su hermana y su vicepresidenta.LUIS ROBAYOAFP

El ultraliberal, que no pertenece ni al peronismo ni al pan-radicalismo, las dos familias polticas que han gobernado histricamente el pas, lleg al edificio del Congreso a bordo de un automvil que recorri completa la emblemtica Avenida de Mayo en una esplndida maana de finales de primavera en el hemisferio austral.

La ceremonia de toma de posesin ha mostrado un inusual protagonismo de la ya ex vicepresidenta Cristina Kirchner, vestida de rojo intenso. Tras mostrar el dedo medio a un simpatizante de Milei al entrar en el Congreso, dio rdenes a diestro y siniestro al recibirlo en su llegada al Palacio Legislativo y luego, con las manos en los bolsillos, se movi sin cesar en el estrado mientras el nuevo presidente juraba el cargo.

Milei sonr
Milei sonre junto a la ya ex vicepresidenta Cristina Fernndez de Kichner.ALEJANDRO PAGNIAFP

La dos veces presidenta ha mantenido conversaciones breves con el nuevo inquilino de la Casa Rosada y no le dedic ni una mirada al presidente saliente, Alberto Fernndez, cuando este se acerc a saludarla.

Ms tarde se supo que algo que llam la atencin de Kirchner fue la empuadura de plata del bastn presidencial: all, en relieve, estn las figuras de Conan, el mastn ingls de Milei que muri en 2017, y de los cuatro perros clonados que le sustituyeron. Al firmar el libro de actas, Milei aadi una dedicatoria: “Viva la libertad, carajo”.

El ex presidente Mauricio Macri, que entre 2015 y 2019 marc un interregno a 20 aos de hegemona kirchnerista, asisti a la ceremonia con visible alegra que reflej en las redes sociales: “Felicitaciones presidente Milei, no le sacara ni una sola coma a su discurso. Viva la libertad, carajo!”.

La llegada de Milei al poder implica ms que un cambio de era, es un cambio de paradigma. Si durante dcadas la mayora de los argentinos vivi convencida de que lo esencial comenzaba y terminaba en el Estado (“el Estado presente”, uno de los exitosos caballitos de batalla del kirchnerismo), la arrasadora victoria de Milei en las elecciones del 19 de noviembre ha revelado otra Argentina. La palabra “libertad” se ha puesto de moda, gritada por muchos jvenes que 10 o 20 aos atrs hubieran vivado a Cristina.

Milei ha mantenido una breve conversacin con el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, por primera vez en Amrica Latina desde que se inici la guerra con Rusia, antes de dirigirse a la multitud. Ms tarde, en la Casa Rosada, ambos lderes se daran un largo y sentido abrazo y han celebrado despus una reunin bilateral. El ucraniano, que fue a Buenos Aires a buscar el apoyo de Amrica Latina, tiene ahora en Argentina un aliado incondicional.

Han asistido tambin el primer ministro hngaro, Viktor Orban, el ex presidente brasileo Jair Bolsonaro, que ha llegado caminando al Congreso, y los jefes de Estado de Armenia, Paraguay, Uruguay, Chile y Ecuador. Ha destacado la ausencia de Luiz Incio Lula da Silva en la que fue la ceremonia formal de asuncin ms breve y desconcertante en los 40 aos de la actual etapa democrtica.

Fiel a su pasin por la economa, Milei ha hablado de “pasivos consolidados” y “poltica monetaria” en un discurso excesivamente tcnico, y ha aadido que la descontrolada emisin monetaria durante el gobierno de Fernndez “no es gratis” y pudo llevar al pas a ser “la Venezuela de Chvez y Maduro”. “El gobierno saliente nos ha dejado plantada una hiperinflacin, y es nuestro deber hacer todos los esfuerzos para evitar semejante catstrofe, que llevara la pobreza por encima del 90%”.

El cierre de la masiva manifestacin ante el Congreso mostr a los asistentes recogiendo toda la basura generada, una imagen novedosa, que medios locales definieron como casi “japonesa”.

Tras proponer “un nuevo contrato social” en el que el Estado no “dirija la vida de los argentinos”, sino que vele “por sus derechos”, Milei se dirigi a “la clase poltica argentina”, a la que etiquet como “casta” durante su campaa.

“No pedimos acompaamiento ciego, pero no vamos a tolerar que la hipocresa, la deshonestidad o la ambicin de poder interfieran con el cambio que los argentinos elegimos”.

“Sabemos que ser duro”, aadi el nuevo presidente de Argentina, que este lunes reactivar el proceso de ingreso a la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmico (OCDE) en el que Macri haba avanzado y que Fernndez puso en la congeladora.

No buscamos ni deseamos las duras decisiones que habr que tomar en las prximas semanas, pero lamentablemente no nos han dejado opcin“, insisti Milei, que dijo contar con un aliado ms, adems de sus votante: cit una frase del Libro de los Macabeos, “la victoria en la batalla no depende de la cantidad de soldados, sino de las fuerzas que vienen del cielo”.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here