Ksenia Sobchak, ‘ahijada’ de Putin, siembra la polémica tras acudir a una fiesta con famosos semidesnudos

0
30


La polémica llega a Rusia después de que se haya descubierto que algunos rostros muy conocidos del país hayan celebrado una peculiar fiesta en la que la norma de vestuario se caracterizaba precisamente por llevar apenas nada.

Los sectores más conservadores del país ya han alzado la voz contra personajes como la presentadora Nastya Ivleeva o la política Ksenia Sochak, “ahijada” de Vladímir Putin y quien aspiró a las elecciones presidenciales en 2018, por haber acudido a la celebración ligeras de ropa, que tenía previsto durar varios días, pero que la policía interrumpió en su segunda jornada.

Algunas de las polémicas imágenes de la fiesta ofrecida por Nastya Ivleeva.

Algunas de las polémicas imágenes de la fiesta ofrecida por Nastya Ivleeva.

Telegram

“Este tipo de encuentros es como dar un tiro a la política que persigue el estado”, escribió la política simpatizante del régimen del Kremlin Yekaterina Mizulina en la red social Telegram, llamando inclusoal boicot de todos aquellos personajes famosos que acudieron a la fiesta, organizada por Ivleeva. “Si sus actuaciones son imposibles de eliminar, que se alteren las imágenes”, pidió el militar y diputado soviético Dimitri Gúsev en la red social.

Otros, por su parte, pidieron al gobierno y a la policía que fuesen más allá e investigasen a todos los implicados, pues tras ver los vídeos e imágenes difundidas en redes sociales, estaban convencidos que podrían haber “violado las leyes anti-propaganda gay” que Vladímit Putin estableció en 2022 para preservar “los tradicionales valores espirituales y morales rusos”.

Sobchak, en la polémica fiesta.

Sobchak, en la polémica fiesta.

Telegram

Las críticas han sido especialmente duras con Sobchak, una de las figuras mediáticas más conocidas en Rusia no solo como presentadora de televisión, sino también como política, tras presentarse a las elecciones presidenciales en 2018. La presentadora, de 41 años, es la hija de uno de los primeros mentores políticos del actual presidente ruso, Anatoly A. Sobchak (antiguo alcalde de San Petersburgo) y le tiene especial afecto, considerándose desde hace años su “ahijada”. La madre de Sobchak, además, es miembro del Parlamento ruso.

Presentadora de realities, periodista y una mujer que se considera a sí misma “política liberal”, es amada y odiada a partes iguales en el país. Más aún desde que, a finales de verano, proclamaba que era “inútil” resistirse a las decisiones de Putin con respecto a la invasión de Ucrania. “Putin ha tomado una decisión cierta y clara. Llega un momento en el que tienes que aceptarlo y no puedes hacer nada”.

Anastasia Ivleeva, organizadora de la fiesta, no dudó en mofarse de lo sucedido en redes sociales, señalando sarcástica que le “encantaba” cuando “este país, este mundo, no se acepta unos a otros.”





Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here