Medvedev escapa del infierno de madrugada en una jornada histórica en Australia

0
18


Daniil Medvedev se agarró a la épica para sellar su pase a la tercera ronda del Open de Australia. El ruso tuvo que remontar dos sets en su partido ante el finlandés Emil Ruusuvuori, a quien acabó superando por 3-6, 6-7(1), 6-4, 7-6(1), 6-0) en una batalla de cuatro horas y media que acabó cerca de las 04 de la madrugada hora local, en la que fue la segunda jornada más larga de la historia del torneo.

Comenzó mal el finalista en 2022, que fue sumando errores hasta ponerse 3-0 abajo, una desventaja que fue incapaz de recuperar ante un rival crecido a quien no tembló el pulso para cerrar la primera manga por 6-3.

El segundo set comenzó exactamente igual. Un tempranero break puso al finlandés en ventaja, aunque esta vez el exnúmero 1 del mundo tuvo la capacidad de meter una marcha más para remontar el parcial y ponerse con 5-3 y saque.

Ahí volvió a aparecer la peor cara del ruso, que volvió a fallar de forma estrepitosa, dejando que Ruusuvuori igualara el marcador y llevara el set a un tiebreak que no tuvo historia. El 5-0 con el que arrancó el finlandés fue más que suficiente para amarrar el segundo set y poner contra las cuerdas al tercer cabeza de serie del torneo.

El paso por el vestuario para cambiarse de ropa le sentó de maravilla a Medvedev, que comenzó a mostrarse más sólido desde el fondo, con muchos menos errores en el inicio del tercer set.

Dos breaks seguidos le sirvieron para ponerse con un 4-1 que parecía definitivo, pero nuevamente volvió a hacer gala de su habitual irregularidad para dejar que su rival apretara el marcador (4-3). 

Lee también

Hasta ahí llegaron las concesiones del ruso, que acabó cerrando el set por 6-4 y marcando terreno ante un Ruusuvuori cada vez con menos chispa y acierto que comenzaba a acusar la presión.

La cuarta manga comenzó como acabó la tercera, con un Medvedev enchufado que rompía el saque de su rival y ponía tierra de por medio hasta llegar al 4-2. En ese momento Medvedev sufrió su enésima desconexión que, en este caso, le costó un break que llevó el set al tiebreak. 

A diferencia de lo ocurrido en el del segundo set, ahora fue el finlandés quien perdió la concentración desde el inicio y le puso en bandeja una cómoda renta que Daniil no desaprovechó. 7-1 y el partido se decidiría en un quinto set que no tuvo historia. 

Un inicio en tromba de Medvedev le permitió ponerse con 3-0, una renta que un mermado físicamente Ruusuvuori ya fue incapaz de remontar. 

Apoyado en un gran servicio, Medvedev puso la directa para cerrar el partido con un contundente 6-0 y sellar su billete para la tercera ronda, donde se las verá con el canadiense Felix Auger-Aliassime, que derrotó sin demasiados problemas al francés Hugo Grenier por 6-1, 3-6, 6-1, 6-2.  





Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here