“Otro tío te hubiese dado un mamporro”

0
17


La última entrega de ‘Planeta Calleja‘, emitida esta pasada noche en Cuatro, llevó al presentador Carlos Sobera a enfrentarse a uno de sus mayores temores: las alturas.

La aventura con Jesús Calleja comenzó en Montenegro, más específicamente en la Bahía de Kotor, considerado el fiordo más meridional de Europa, un lugar pintoresco lleno de pequeños pueblos con arquitectura barroca veneciana.

En teleférico

Carlos Sobera desafía su vértigo

La travesía de Sobera inició en una lancha que recorría la bahía, pero la verdadera prueba estaba por llegar: el teleférico. Aunque el lugar ofrecía vistas impresionantes, para el presentador, las alturas resultaban abrumadoras. “¿Dónde me estás metiendo, Calleja?”, cuestionó Sobera. “Estas cosas me ponen un poco nervioso”, confesó mientras subía al teleférico.

Durante el trayecto, Sobera manifestó su pánico a las alturas con expresiones como “¡No quiero mirar a ninguna parte, Jesús!”, mientras Calleja continuaba hablando de vibraciones y le instaba a disfrutar del paisaje. La tensión aumentó cuando el teleférico crujió, provocando que el presentador soltara algunos tacos y pidiera a Calleja que se quedara quieto para no desestabilizarlo.

La travesía alcanzó su punto álgido cuando, al llegar a la cima del Parque Nacional de Lovcen, Sobera expresó entre risas: “Voy a acordarme toda mi vida de esto”. “Yo no bajo por el teleférico. Ya he subido, ya no bajo. ¡No me toquéis las narices! No me digas que no hay otra alternativa”, aseguró Sobera en un momento dado.

A pesar de las emociones intensas y el pánico a las alturas, la experiencia en ‘Planeta Calleja’ dejó una marca indeleble en el presentador, quien enfrentó sus miedos con valentía en un episodio lleno de emociones fuertes.

Lee también



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here