Thiago Almada: “Messi es una persona normal”

0
20


Thiago Almada se ha convertido por méritos en una de las grandes estrellas de la MLS. El argentino, a sus apenas 22 años, está considerado como una de las grandes perlas del fútbol sudamericano, con muchas voces pidiendo a gritos verle de una vez por todas en Europa. Sin embargo, entre medio de toda la rumorología en torno a su futuro, el atacante se olvida del ruido externo para concentrarse en un reto clave, clasificar a Argentina a París 2024 en el Pre-Olímpico. En una entrevista de la mano de Olé, el jugador de Atlanta United repasó su presente con la Albiceleste, el sueño vivido durante el Mundial de Qatar 2022 y la llegada de Messi a la MLS.

Almada tuvo la oportunidad de enfrentar a su ídolo en la fase de grupos de la Leagues Cup, sufriendo en carne propia lo que Messi puede hacer con una pelota en el pie. Sin embargo, al término del partido se vio una imagen muy especial, un intercambio de camisetas entre la promesa y leyenda en una metáfora entre el pasada y el futuro de Argentina. “Nunca le había pedido (a Messi una camiseta). Estaba esperando enfrentarlo para pedírsela porque acá en la Selección no quería molestarlo con eso”, comentaría Almada. Además, Messi sería el encargado de hacer de ‘taxista’ de su compañero en un viaje a Argentina, “fue solo una vez, estaba (’Facu’) Farías también. Viajé hasta Miami y ahí nos vinimos los tres en su avión”.

Ampliar

“Yo lo conocí cuando estaba en el Sub 20 y me tocó ser sparring de la Mayor. Imagínate, para nosotros que éramos chicos, era una locura tenerlo ahí. Lo veíamos entrenar. Es un fenómeno, un crack. Pero para mí, aparte de ser el mejor del mundo, es una persona normal, porque él es así, puedes hablar”, diría Almada sobre su ídolo al ser preguntado. Messi llegó a la MLS para revolucionar el deporte en Estados Unidos, desatando una ‘Messimanía’ en clubes, aficionados, e incluso rivales.

Un joven campeón del mundo

Thiago Almada fue parte de la expeditiva que se alzó con la tercera estrella al cielo de Doha hace poco más de doce meses. Aunque reconoce “seguir siendo la misma persona”, la realidad es bien diferente. La Albiceleste se llenó de un aura entre la mística y la superstición para esa Copa del Mundo con un factor clave, el grupo de jugadores. “Con los chicos compartimos mucho, había muy buena energía y pasamos muy buenos momentos. La pasamos muy lindo”, afirmaría el delantero de Atlanta United.

Eso sí, Almada se quedaría con un par de ‘souvenirs’ de la final jugada, peleada y ganada ante Francia. “Me guardé las camisetas que usé, tengo una de cada partido, la medalla. Y mi viejo agarró pasto y un pedazo de red de la final porque yo me fui a festejar al vestuario. También tengo los botines, pero los que usé a partir del partido con México, porque los de Arabia Saudita después de ese partido no me los volví a poner”.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here